Libertad y Misericordia. Salvación en libertad

De la conversación que tuvimos. Aquí San Pablo (leer más abajo) confronta una pregunta que muchos han hecho: ¿Por qué Dios permitió que su perfecta creación pecara? ¿Por qué permitió la miseria y la muerte para la humanidad? Es porque nos llama a amar, y el amor sólo se puede dar en libertad. San Pablo explica que Dios permitió el pecado porque sabía que en respuesta podría manifestar su misericordia divina, que es mucho mayor que nuestras miserias. Según Santo Tomás de Aquino, el perdón de los pecados manifiesta la misericordia de Dios. El perdón es un acto de la omnipotencia de Dios: su amor se muestra más poderoso que el pecado y el mal. Cuando los seres humanos nos perdonamos unos a otros, no podemos curar el alma misma. Solo Dios puede hacer eso. Su misericordia es infinitamente poderosa para destruir el pecado y regenerar y santificar al pecador. De hecho, Santo Tomás afirma que "perdonar a los hombres, apiadarse de ellos, es una obra mayor que la creación del mundo". Esto se debe a que la justificación de los injustos tiene un efecto eterno. El mundo creado un día pasará, pero el alma justificada y santificada vive para siempre en el reino de Dios.

Romanos 11,32-34 
[32]Pues Dios encerró a todos los hombres en la rebeldía para usar con todos ellos de misericordia. 
[33]¡Oh abismo de la riqueza, de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus designios e inescrutables sus caminos! 
[34]En efecto, ¿quién conoció el pensamiento de Señor? O ¿quién fue su consejero? O ¿quién le dio primero que tenga derecho a la recompensa?

Es el gran misterio de la vida porque Dios pudiendo hacer una criatura perfecta dejó que fuera imperfecta pero en libertad. Será la libertad lo único que nos puede llevar a Dios?



Entradas populares

Imagen

Evangelio Comentado