Libertad religiosa, Pakistán

 «Bhatti es inocente y fue culpado injustamente de blasfemia. Cuando escuché la noticia de la sentencia de muerte para Zafar no pude dejar de llorar y rezar a Jesús», comentó Nawab Bibi, su esposa. La mujer observa que a los verdaderos delincuentes se les ofrece la oportunidad de recuperar la libertad bajo fianza, mientras que su esposo permanece en prisión porque un tribunal prejuicioso y hostil se niega a liberarlo. «Intentaron varias veces convencerlo de que se convirtiera al Islam para obtener la libertad -añade Nawab Bibi- pero Zafar se mantiene firme en su fe».


La cuñada Abida Ghouri contó a AsiaNews que Bhatti sufre de diabetes, problemas cardíacos y frecuentes dolores de cabeza. Pide a todos que recen por su salud y para que recupere la libertad.




Entradas populares

Imagen

Evangelio Comentado