Espera en el Señor

Salmo 145 (146)

Alabado sea el Señor, alma mía. Alabaré al Señor toda mi vida, hazle música a mi Dios mientras yo exista. 

 No confíes en los príncipes para que te salven, son sólo hijos de hombres. 

 Un día les dejará el aliento, volverán a la tierra; en ese día perecen todos sus planes. 

 Dichoso aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en el Señor su Dios, que hizo el cielo y la tierra y todo lo que hay en ellos, que guarda la fe para siempre, que hace justicia a los oprimidos, que da de comer al hambriento. 

 El Señor libera a los presos, da luz a los ciegos, levanta a los caídos. 

 El Señor ama a los rectos, se preocupa por los extraños, sostiene a los huérfanos y las viudas; pero a los impíos los envía por mal camino. 

 El Señor reinará por todos los siglos, tu Dios, oh Sion, de generación en generación.





Entradas populares

Imagen

Evangelio Comentado