Adivinación y otras artes de magia que hoy se promueven

Muchos de los jóvenes están siempre a vueltas con lo peor, jugar con el diablo cómo sino existiera. La magia negra ... y todas sus derivados.

Si lo has hecho, renuncia a ello, confiesa el pecado de adivinación, cortar con todo lo que tengas, cartas, teléfonos o los objetos que tengas. Busca un sacerdote y que te aconseje.

Os copio las citas donde se nos deja claro que desde siempre ha existido la tentación de la relación con los muertos, con la adivinación y con todo tipo de acciones que traiga a los demonios a nuestra vida de forma manifiesta. 

Catecismo de la Iglesia Católica 

2115 Dios puede revelar el porvenir a sus profetas o a otros santos. Sin embargo, la actitud cristiana justa consiste en entregarse con confianza en las manos de la providencia en lo que se refiere al futuro y en abandonar toda curiosidad malsana al respecto. Sin embargo, la imprevisión puede constituir una falta de responsabilidad.

2116 Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone ‘desvelan’ el porvenir (cf Dt 18,10 Jr 29,8). La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a ‘mediums’ encierran una voluntad de poder sobre el tiempo, la historia y, finalmente, los hombres, a la vez que un deseo de granjearse la protección de poderes ocultos. Están en contradicción con el honor y el respeto, mezclados de temor amoroso, que debemos solamente a Dios.

2117 Todas las prácticas de magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo -aunque sea para procurar la salud -, son gravemente contrarias a la virtud de la religión. Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios. Llevar amuletos es también reprensible. El espiritismo implica con frecuencia prácticas adivinatorias o mágicas. Por eso la Iglesia advierte a los fieles que se guarden de él. El recurso a las medicinas llamadas tradicionales no legítima ni la invocación de las potencias malignas, ni la explotación de la credulidad del prójimo.CEC 2115-2117

La irreligión

2118 El primer mandamiento de Dios reprueba los principales pecados de irreligión: la acción de tentar a Dios con palabras o con obras, el sacrilegio y la simonía.

2119 La acción de tentar a Dios consiste en poner a prueba, de palabra o de obra, su bondad y su omnipotencia. Así es como Satán quería conseguir de Jesús que se arrojara del templo y obligase a Dios, mediante este gesto, a actuar (cf Lc 4,9). Jesús le opone las palabras de Dios: ‘No tentarás al Señor tu Dios’ (Dt 6,16). El reto que contiene este tentar a Dios lesiona el respeto y la confianza que debemos a nuestro Creador y Señor. Incluye siempre una duda respecto a su amor, su providencia y su poder (cf 1Co 10,9 Ex 17,2-7 Ps 95,9).

2120 El sacrilegio consiste en profanar o tratar indignamente los sacramentos y las otras acciones litúrgicas, así como las personas, las cosas y los lugares consagrados a Dios. El sacrilegio es un pecado grave sobre todo cuando es cometido contra la Eucaristía, pues en este sacramento el Cuerpo de Cristo se nos hace presente substancialmente 

Algunos confían en que nada sucede y que es posible relacionarse con ellos porque son iguales a nosotros, buscan lo mismo que nosotros pretendemos.

"Muchos también de los que ahora eran creyentes vinieron, confesando y divulgando sus prácticas. Y varios de los que practicaban las artes mágicas juntaron sus libros y los quemaron a la vista de todos; y contaron el valor de ellos y encontraron que venía a cincuenta mil piezas de plata." – Hechos 19:18-19

Hay muchas citas que lo desaconsejan, la magia no es lo que Dios ha querido para el hombre. El hombre debe relacionarse con el único Dios dentro de la misma creación y dentro de ella, no debemos salir de ella. 

"No os volváis  a los médiums ni busques a los espíritas, porque se os manchará. Yo soy jehová tu Dios." – Levítico 19:31

"Que no se encuentre entre vosotros a nadie que sacrifique a su hijo o hija en el fuego, que practique la adivinación o la hechicería, interprete presagios, se dedique a la brujería o la eche hechizos, o que sea médium o espírita o que consulte a los muertos. Cualquiera que haga estas cosas es detestable para el Señor." – Deuteronomio 18:10-12

"Cuando los hombres te dicen que consultes a médiums y espíritas, que susurran y murmuran, ¿no debería un pueblo preguntar a su Dios? ¿Por qué consultar a los muertos en nombre de los vivos?" – Isaías 8:19

"Sed sobrios, sed vigilantes. Tu adversario el diablo merodea como un león rugiente, buscando a alguien que devorar." – 1 Pedro 5:8

Son algunas citas que nos dejan claro que nuestra relación con los espíritus no es posible fuera de nuestro único Dios, de su mandato, de su Palabra y de la liturgia entregada a su Iglesia. Pero vamos a presentar una historia completa, donde vemos que la tentación de saber nuestro futuro y cómo ven las fuerzas espirituales nuestras acciones. 

La historia está en el primer libro de Samuel, capítulo 28 del versículo 5 al 20

"5.Cuando vio el campamento de los filisteos, tuvo miedo y fue presa del pánico. 6.Consultó a Yavé, pero éste no le respondió, ni por los sueños, ni por los profetas, ni tampoco viéndose la suerte. 7.Entonces dijo a sus muchachos: «Búsquenme a una mujer que evoque los espíritus de los muertos, para que yo me vaya a consultarla.» Ellos respondieron: «Precisamente aquí, cerca, en Endor, hay una.» (Saúl había echado del país a los adivinos y a los que consultan a los espíritus de los muertos.) 8.Saúl se disfrazó y fue a verla acompañado por dos de sus hombres. Llegaron por la noche donde la mujer y Saúl le dijo: «Consulta al espíritu del que yo te diga.» 9.Pero la mujer respondió: «Bien sabes que por mandato de Saúl han sido expulsados del país todos los hechiceros y adivinos. ¿Para qué me tientas y me expones a la muerte?» 10.Saúl le dijo: «Te juro por Dios que esto no te traerá ninguna molestia.» 11.Entonces la mujer preguntó: «¿A quién quieres que evoque?» Contestó él: «Llámame a Samuel.» 12.Y la mujer vio a Samuel. Lanzó un grito fuerte y dijo a Saúl: «¿Por qué me has engañado? ¡Tú eres Saúl!» 13.El le dijo: «No temas. Pero ¿qué ves?» «Veo un fantasma que sube del abismo.» Saúl preguntó: «¿Qué apariencia tiene?» 14.Ella respondió: «El que sube es un anciano envuelto en un manto.» Saúl comprendió que era Samuel, y se postró hasta tocar el suelo con su cara. 15.Samuel le dijo: «¿Por qué has molestado mi descanso, llamándome?» Saúl respondió: «Estoy en un gran apuro. Los filisteos me hacen la guerra y Dios me ha abandonado. No me responde ni por medio de los profetas, ni por medio de los sueños. Por eso te he evocado, para que me digas lo que debo hacer.» 16.Samuel contestó: «¿Para qué me consultas, si sabes que Dios te ha abandonado y ha elegido a otro? 17.Yavé ha hecho contigo lo que había anunciado por mis palabras. Te va a quitar el reino para dárselo a tu prójimo, a David. 18.Acuérdate que no has obedecido la voz de Yavé cuando te ordenó que fueras el instrumento de su venganza contra los amalecitas. Por eso Yavé te trata hoy de esta manera. 19.Más aún, Yavé te entregará a ti y a Israel, tu pueblo, en manos de los filisteos. Mañana, tú y tus hijos estarán conmigo y el ejército de Israel será derrotado por los filisteos.» 20.Saúl se estremeció y cayó de bruces en el suelo. Estaba asustado por las palabras de Samuel. Además le faltaron las fuerzas porque no había comido en todo el día."
1 Samuel, 28 - Bíblia Católica Online

https://www.bibliacatolica.com.br/es/biblia-latinoamericana/1-samuel/28/

Esta idea está tomada de las notas del presente audio..

Mathias P.R. Reding







Entradas populares

Imagen

Evangelio Comentado