Torrente de vida es tu Palabra Señor

Médico en Lombardía-Italia, manifiesta: "Ni en las pesadillas más oscuras imaginé que podría ver y vivir lo que está pasando aquí en nuestro hospital desde hace tres semanas. Parece una pesadilla, el río se está haciendo más y más grande. Al principio vinieron algunos, luego decenas y luego cientos y ahora ya no somos médicos, sino que nos hemos convertido en clasificadores en la cinta y decidimos quién vive y quién debe ser enviado a casa a morir, aunque todas estas personas han pagado impuestos italianos toda su vida; Hasta hace dos semanas, yo y mis colegas éramos ateos; era común porque somos médicos y aprendimos ciencia, donde se enseña excluir la presencia de Dios; Algunas veces me reí de mis padres yendo a la iglesia. Hace nueve días un sacerdote de 75 años vino a nosotros; Hombre gentil, tenía problemas respiratorios, pero tenía una Biblia con él y nos impresionó que les leyera a los moribundos que acababan cogiéndole de la mano; Al estar todos los médicos cansados, desanimados, psicológicamente y físicamente terminados, cuando teníamos tiempo íbamos a escucharlo; Ahora tenemos que admitir: nosotros como humanos hemos alcanzado nuestros límites; más no podemos hacer, y cada dia mueren más personas ; Y estamos agotados, ya tenemos dos colegas que han muerto y otros están parados; Nos dimos cuenta de que donde termina lo que el hombre puede hacer, necesitamos a Dios y nos comenzamos a preguntar cuándo teníamos algunos minutos libres; Hablamos entre nosotros y no podemos creer que de los que antes éramos ateos feroces hemos comenzado a creer y venido diariamente para encontrar nuestra paz, pidiéndole al Señor que nos ayude a resistir para que podamos cuidar a los enfermos. Ayer partió con mucha paz a la presencia de Dios el sacerdote de 75 años; que hasta hoy a pesar de que tuvimos más de 120 muertos en 3 semanas aquí, todos habríamos acabado destruidos pero el anciano sacerdote logró por medio de la palabra y su fe, mostrándonos su amor y gentileza durante su estancia aqui traernos una paz que ya no esperabamos encontrar. Hay una Luz de esperanza y salvación. El sacerdote se fue con el Señor y pronto lo seguiremos. No he estado en casa desde hace 6 días, no sé cuándo comí por última vez, y me doy cuenta de mi inutilidad en esta tierra y quiero dedicar mi último aliento en ayudar a los demás. Estoy feliz por la esperanza al haber conocido a Dios, sirvo y oro por el prójimo mientras estoy rodeado por el sufrimiento y la partida de mis semejantes, pero al tener en nuestros corazones a Dios tenemos la esperanza de la vida eterna". Mensaje a través de Gianni G. COMPARTIMOS ESTE TESTIMONIO PARA SEPAN QUE DIOS ESTA OBRANDO EN TODO Y EN TODOS... SEGUIMOS ORANDO. 



Entradas populares

Imagen

Evangelio Comentado